Descubre los males que produce La Comida Basura|Enfermedades y Sindromes

Amplio resumen de las enfermedades y sindromes más raras que existen en nuestro planeta.

domingo, 14 de marzo de 2010

Descubre los males que produce La Comida Basura

















La expresión "comida basura" describe alimentos que son percibidos como poco saludables o que tienen un escaso valor nutricional. Este tipo de comida suele contener altos niveles de grasa, sal o azúcar, así como numerosos aditivos como el glutamato de monosodio y la tartrazina; además, carece de proteínas, vitaminas y fibra, entre otros.
La comida basura es popular entre los distribuidores debido a que es barata de fabricar y tiene una vida prolongada, además de que a veces no requiere refrigeración.
Entre los consumidores también tiene mucha aceptación porque requiere poca o ninguna preparación, es barata y tiene una amplia gama de sabores. Sin embargo, el consumo habitual de comida basura está asociado con obesidad, enfermedad cardíaca, diabetes tipo 2 y caries dental. Existe una creciente preocupación por la publicidad de este tipo de comida dirigida a los niños.

¿Qué es comida basura?

Hay algo de confusión sobre lo que es una comida poco sana; según los críticos, pueden darse prejuicios de clase y juicios morales. Por ejemplo, la comida rápida como hamburguesas y patatas fritas suministradas por compañías como McDonald, KFC, PizzaHut o TelePizza son a menudo percibidas como comida basura, mientras que los mismos alimentos suministrados por otros establecimientos de más categoría como Pizza Express o Nando's no lo son, a pesar de tener a menudo el mismo contenido alimenticio o peor.

Otros alimentos como el arroz, las patatas asadas y el pan no son considerados comida basura a pesar de tener un contenido nutricional limitado. Del mismo modo, los cereales de desayuno a menudo son considerados como sanos, pero pueden tener niveles altos de azúcar, sal y grasa. Muchos críticos piensan que la comida basura no produce ningún daño cuando se consume como parte de una dieta equilibrada, y algunos piensan que el término no debería usarse en absoluto.

Si un niño empieza a consumir exclusivamente comida basura, en vez de tener una dieta equilibrada, su ingesta de proteínas, vitaminas y fibra disminuiría de forma sustancial, y además reemplazaría probablemente la leche y los zumos de frutas por refrescos, lo que conduciría a una deficiencia de calcio, que a su vez resultaría en una debilidad de los huesos (osteoporosis).

Algunos tipos de patatas que se consideran comida basura pueden ser parcialmente beneficiosas debido a que a veces contienen grasas poli-insaturadas y monoinsaturadas. Debería entenderse también que los efectos perjudiciales de las calorías vacías pueden pesar más que las ventajas de las grasas insaturadas. Estos alimentos suelen ser ricos en sodio, lo que puede contribuir a desarrollar hipertensión en algunas personas.

La comida basura no causa los mismos efectos negativos en todas las personas:

Es la conclusión a la que llegó una investigación de una Universidad de Suecia. Los científicos descubrieron que la relación entre sobrepeso, poco ejercicio y exceso de comida no es tan directa como se creía.
Cuando la mayoría se mata de hambre con regímenes para adelgazar, los 18 voluntarios que participaron de la investigación que lideró Fredrik Nyström, de la Universidad Linköping de Suecia, tuvieron que empezar una dieta basada en un exceso de comida basura.

Los saludables y delgados voluntarios aceptaron pasar un mes duplicando la cantidad de calorías que ingerían, pero duplicándolo en forma de comida basura, y reduciendo al mínimo la actividad física. Y si bien todos pensaron que iban a subir de peso e iban a aumentar su colesterol en forma directamente proporcional, la verdad es que no fue tan así.

Los científicos descubrieron que la relación entre sobrepeso, poco ejercicio y exceso de comida no es tan directa como se creía: algunos voluntarios aumentaron de peso mucho más que otros, a pesar de que comieron cantidades de comida equivalentes. No todos tuvieron consecuencias negativas a nivel del hígado y, además, algunos redujeron sus niveles de colesterol “malo”.

Según supone Nyström, la respuesta se encontraría en las variaciones metabólicas: algunos personas serían mejores que otras para manejar las calorías. El científico cree que muchas personas queman el exceso de comida en forma de calor y si se encuentra en lo cierto, el estudio sería realmente valioso, dado que hasta ahora las investigaciones sobre obesidad se realizaron siempre con gente con sobrepeso, que indudablemente tenía dificultades para manejar excesos de comida.

No hay comentarios:

Sigueme en tu Email