Descifrando la bacteria E. coli: ¿por qué las semillas germinadas?|Enfermedades y Sindromes

Amplio resumen de las enfermedades y sindromes más raras que existen en nuestro planeta.

sábado, 11 de junio de 2011

Descifrando la bacteria E. coli: ¿por qué las semillas germinadas?


Nuevos datos en Alemania revelan que la fuente de infección del letal brote de E. coli parece ser, como se sospechaba, semillas germinadas producidas localmente.


En un principio, los funcionarios alemanes responsabilizaron del brote de E. coli, que ha matado a 29 personas y afectado a cerca de 3.000, a pepinos importados y posteriormente a una granja productora de semillas germinadas en Hamburgo.

Pero tal como señaló el señor Burger, aunque no se han obtenido resultados positivos sobre la fuente de infección, "la investigación epidemiológica del patrón que ha seguido el brote muestra evidencia suficiente para establecer esta conclusión".

¿Por qué semillas germinadas?El brote de E. coli, el más letal que ha surgido y que involucra una combinación de dos cepas de la bacteria previamente desconocida, provoca en los pacientes una peligrosa enfermedad que causa insuficiencia renal y, potencialmente, la muerte.

"La gente que comió semillas germinadas mostró nueve veces más probabilidades de padecer diarrea con sangre que los que no comieron el producto" afirmó el Reinhard Burger.

El funcionario informó que el origen de la contaminación parece ser la pequeña granja orgánica en el estado de Baja Sajonia donde ya se habían llevado a cabo pruebas el fin de semana pasado.

No es la primera vez que las semillas germinadas, que incluyen varios tipos de legumbres, cereales y oleaginosas, han estado asociadas con una emergencia sanitaria.

Este tipo de alimento fue vinculado a un brote de salmonela en el Reino Unido en 2010 y también a por lo menos 30 brotes de infecciones en Estados Unidos desde 1996.

Además, se piensa que el peor brote de E. coli que ha surgido en el mundo, que ocurrió en Japón en 1996 y afectó a unas 8.000 personas, fue causado por semillas germinadas de rábano.

Las semillas germinadas, como su nombre lo indica, son semillas que se hacen germinar sobre el suelo para destinarlas a la alimentación.

Son un producto fácil de obtener y se les considera una fuente rica de vitaminas.

Casi cualquier semilla comestible puede ser germinada, por ejemplo, alfalfa, frijol, lenteja, soya, trigo, avena, repollo, nabo, rábano, etc.

Sin embargo, por la forma como son germinadas y preparadas en la cocina pueden presentar un riesgo serio para la salud.

"Caldo de cultivo" de infección
Aunque las semillas pueden germinar de forma manual, el proceso industrial incluye humedecerlas y secarlas continuamente antes de colocarlas en recipientes de vapor a temperaturas de unos 38ºC para que ocurra la germinación.

Tal como señaló el ministro de agricultura de Baja Sajonia, Gert Lindermann, este proceso es un "caldo de cultivo" para todo tipo de bacterias.

Tal como explica a la BBC el doctor Stephen Smith, microbiólogo del Trinity College en Dublín, Irlanda, "la E. coli puede permanecer adherida en la superficie de la semilla que se va a germinar, en un estado durmiente durante meses".

"Y durante la germinación, la población de microbios se expande hasta 100.000 veces".

"Sin embargo, la clave del brote en Alemania es que la bacteria pudo haber estado tanto el interior como en el exterior del recipiente de germinación. Así que el lavado pudo no haber tenido efecto para la descontaminación", señala el doctor Smith.

Otros expertos, sin embargo, expresaron desde un principio sus dudas de que en este tipo de ambiente hubiera podido surgir una cepa de E. coli como la que está afectando a Alemania.

La cepa 0104 de E. coli, una de las que se combinaron en la nueva variante, normalmente vive en el intestino de los animales y se transmite cuando sus heces se usan como fertilizantes en las granjas o por medio de agua contaminada.

Las semillas germinadas se obtienen por lo general de semillas producidas en las mismas granjas y no tienen contacto con fertilizantes.

De cualquier forma, como este producto se consume como ingrediente en las ensaladas y se come crudo, es fácil que la contaminación llegue al ser humano.

Todavía, sin embargo, no se ha logrado confirmar la presencia de la bacteria en la granja, y esto quizás nunca se logre.

Tal como señaló el director del centro de control de enfermedades alemán, podría ser muy posible que todas las semillas contaminadas ya fueron consumidas o desechadas y que los recipientes hayan sido desinfectados.

Y mientras no se confirme la presencia de la bacteria en la granja de Baja Sajonia no se puede descartar que la fuente de contaminación haya ocurrido en otro lugar.

Las autoridades alemanas retiraron la advertencia de no comer pepinos, tomates y lechuga, pero continúa recomendándose no consumir semillas germinadas o comerlas cocidas.

Mientras tanto, este brote de E. coli pone de manifiesto la facilidad con que una contaminación local puede propagarse a través de la cadena alimenticia y causar estragos en todo un continente.

Fuente

No hay comentarios:

Sigueme en tu Email