Enfermedad rara del amor: La Erotomanía|Enfermedades y Sindromes

Amplio resumen de las enfermedades y sindromes más raras que existen en nuestro planeta.

viernes, 18 de noviembre de 2011

Enfermedad rara del amor: La Erotomanía



Descrita por primera vez a comienzos del siglo XX, la erotomanía se consideraba una ilusión delirante y durable de ser amado. Después, una definición bastante parecida a este problema psicológico quedó integrada en la biblia americana de los psiquiatras, el célebre “Manual de diagnóstico y estadístico de los problemas mentales”.

Cercana a una forma de delirio paranoico, la erotomanía es, esencialmente, un problema femenino. El ser amado suele destacar social o intelectualmente (escritor, actor, abogado, médico…). En el espíritu de la erotómana, es la otra persona quien ha elegido amarla. “Es el hombre el que se enamora primero y el que primero lo demuestra. Por otra parte, la erotómana está convencida de que el objeto de su amor hace todo por disimular la pasión, ayudándose de su entorno. La imaginación extremadamente fértil de la paciente le permite interpretar cualquier signo como una confirmación de su tesis”, precisa Dalle. Su delirio sólo afecta a esta esfera de su vida. La persona con erotomanía no padece ningún tipo de retraso mental.

Otro rasgo característico de este problema es su larga duración. A diferencia de lo que pueda pensarse, la erotomanía no tiene nada que ver con los llamados “momentos de erotomanía”, típicos en los adolescentes que se convencen, por ejemplo, de que un cantante les ha mirado o les ha hecho un signo durante un concierto. “La verdadera erotomanía puede durar años, incluso toda una vida. Tengo el recuerdo de una paciente cuya pasión perduró tras la muerte de su amado”, rememora el experto. Pero aunque a primera vista este delirio pueda seducir por su aspecto romántico, en el largo plazo puede transformar la vida de la persona amada en un verdadero infierno.
Causas misteriosas…

Esta enfermedad no es una degeneración de la pasión normal sino una ilusión delirante de ser amado. Pero ¿cuáles son sus causas? Como sucede en infinidad de problemas delirantes, los expertos no pueden más que formular hipótesis. La más evidente es la que sostiene una carencia afectiva durante la infancia. Habida cuenta de que la enfermedad es más frecuente en las mujeres, a menudo se ha creído que estas carencias son, principalmente, paternas. Pero en opinión del Dalle, esta versión no es la más evidente: “A menudo, es el componente femenino lo que se busca en el ser amado. Así, la carencia afectiva responsable de este trastorno delirante podría ser materna”.

Cuando la erotomanía deriva en problemas de índole violenta suele recurrirse a la internación. El tratamiento depende del grado de “delirio”. En cualquier caso, las psicoterapias suelen dar buenos resultados. Pero existe un inconveniente: que la paciente desarrolle una erotomanía con el terapeuta… Para evitar esto, Dalle recomienda que el tratamiento lo lleve a cabo un grupo. “La erotómana desea estar a solas con su amado y le da igual el resto de la gente”, por eso es importante que exista al menos un tercero, para romper el binomio médico-paciente.

Dalle, que arrastra una larga experiencia, lamenta el abordaje médico que recibe este trastorno actualmente: “Hoy, la situación psiquiátrica en los hospitales no permite hacer un seguimiento a largo plazo de los pacientes. El tratamiento es esencialmente medicamentoso: antipsicóticos, neurolépticos… Soluciones químicas que actúan únicamente en los síntomas pero que no permiten solucionar el problema”.

Fuente

No hay comentarios:

Sigueme en tu Email