El Síndrome de la Clase Turista durante los viajes|Enfermedades y Sindromes

Amplio resumen de las enfermedades y sindromes más raras que existen en nuestro planeta.

miércoles, 7 de diciembre de 2011

El Síndrome de la Clase Turista durante los viajes



Por estas fechas son muchos los que salen de viaje, a disfrutar de unas merecidas vacaciones o simplemente se dan el gusto de una escapada. Pero antes, para llegar al destino elegido, habrá que pasar unas cuantas horas sentado e inmóvil, sea en avión, en tren o incluso en automóvil.

En este sentido, la Fundación Española del Corazón (FEC) recuerda que no es lo mejor para nuestra salud y que ante un tiempo prolongado de inmovilidad puede darse el llamado síndrome de la clase turista.

Este síndrome, que comenzará con una hinchazón y dolor en los miembros inferiores. que puede provocar un coágulo en las venas de las piernas y desencadenar en una embolia de pulmón, por lo que no es un tema menor. Dentro de los síntomas pueden presentarse dificultades respiratorias, taquicardia, dolores en el pecho y, en casos graves, pérdida del conocimiento.

Si bien el Síndrome de la Clase Turista puede aparecer como resultado de largas horas de viaje a bordo de un tren, autobús o coche, suele ser más habitual en los aviones, por la relativa reducción de la presión barométrica y la baja humedad que hay en el interior de las cabinas de estos aparatos.

Pero además, hay ciertos factores personales que pueden predisponer a sufrirlo: la obesidad o sobrepeso es uno de los principales, así como quienes sufren de hipertensión, tienen antecedentes cardíacos o son muy mayores, son más vulnerables. El consumo de alcohol y el tabaco también son factores de riesgo.

Pues bien, para evitar este síndrome, desde la FEC se aconseja tener en cuenta a la hora de viajar o volar:

*Optar siempre por los asientos del pasillo, ya que permitirán una mayor movilidad durante el viaje.

*Procurar levantarse, cuanto menos, una vez cada dos horas para estirar las piernas. Si se viaja en coche será más fácil ya que se podrá parar al costado del camino y realizar unas pequeñas caminatas.

*Durante el vuelo, realizar pequeños ejercicios: movimientos de contracción y estiramiento en el mismo asiento, es decir subir y bajar los dedos de los pies, realizar movimientos circulares con los tobillos, abrir y cerrar las manos, girar el cuello en ambos sentidos, estirar los músculos de las piernas, etc.

*Evitar siempre cruzar las piernas, ya que esto estrangula la circulación. Tampoco tenerlas demasiado dobladas y evitar que cuelguen.

*Evitar la ingesta de bebidas alcohólicas, té y café, pero sí mantenerse bien hidratado con abundante agua.

*No llevar prendas de vestir ajustadas ni cinturones que opriman.

*En pacientes de alto riesgo, con problemas circulatorios, se recomienda llevar medias o calcetines de compresión hasta las rodillas para ayudar a las venas dilatadas a que recuperen su forma original.

No hay comentarios:

Sigueme en tu Email