Solución efectiva para curar el Acné|Enfermedades y Sindromes

Amplio resumen de las enfermedades y sindromes más raras que existen en nuestro planeta.

viernes, 3 de febrero de 2012

Solución efectiva para curar el Acné

                                   

Considerada durante mucho tiempo una enfermedad leve e inevitable de la pubertad, hoy se apunta a un tratamiento temprano para evitar, más que sus secuelas físicas, las psicológicas que pueda dejar en los adolescentes.

No existe un único tratamiento sino múltiple: desde lociones tópicas hasta antibióticos y desinflamatorios.

Aquí, diez mitos frecuentes respecto del acné y su explicación científica.

1. El acné se debe a los problemas hormonales. Existen varios estudios que relacionan el acné con niveles elevados de andrógenos (hormonas masculinas), no sólo en los adolescentes sino también en los adultos de ambos sexos. Sin embargo, no hay pruebas de que existan alteraciones endocrinológicas en todos los pacientes con acné.

2. El chocolate y la mayonesa provocan acné. Estos alimentos, al igual que otros (manteca, frituras, dulce de leche), no son causantes del acné. Sin embargo, en algunos pacientes se da un empeoramiento de las lesiones cuando ingieren ciertas comidas. Por eso se les recomienda que restrinjan su consumo, aunque hoy no se prescribe la prohibición total.

3. El sol ayuda a mejorar la piel con acné. Si bien el bronceado puede mejorar superficialmente el aspecto del acné, lo único que hace es enmascarar las lesiones inflamatorias. Además, los rayos ultravioletas incentivan la formación de comedones o puntos negros, lo que muchas veces se agrava con el uso de protectores solares oleosos.

4. La levadura de cerveza mejora el acné. Todo lo contrario. La levadura puede empeorar el acné, ya que por su alto contenido en vitamina B provoca la formación de lesiones inflamatorias y no inflamatorias.

5. Para evitar el acné hay que lavarse la cara con frecuencia. Lavarse la cara en forma regular contribuye a erradicar las células muertas, el exceso de grasa y la suciedad de la superficie de la piel. Pero lavar demasiado o frotar con fuerza puede secar e irritar el cutis, con lo que el acné sólo empeora.

Lo mejor es hacer una limpieza diaria con jabón neutro (de glicerina preferentemente) y sin perfume, secar con golpecitos de toalla y no utilizar un exfoliante o lesiones con alcohol inmediatamente.

6. Colocarse pasta dental sobre los comedones los hace desaparecer. Absolutamente falso. La pasta dental no cura el acné, y generalmente seca la piel e irrita las lesiones. No hay que colocarse ningún producto si no se consulta antes a un dermatólogo.

7. El acné desaparece con la edad. Lamentablemente, esto no es así. Si bien el tipo más frecuente de acné afecta principalmente a los adolescentes (79 al 95% de ellos), un 40 al 54% de los mayores de 25 años también lo sufre, un 12% de las mujeres de más de 40 años, y un 3% de los hombres tiene acné de manera permanente.

Además, los rayos ultravioletas incentivan la formación de comedones o puntos negros

8. En verano no se pueden hacer tratamientos contra el acné. Hay tratamientos contra el acné que son fotosensibles. Sin embargo, se pueden realizar tratamientos con medicación que no contenga ácidos ni otros componentes fotosensibles.

La exposición a la luz solar puede causar irritación en las personas que utilizan cremas, lociones o geles a base de ácido retinoico. Esta sustancia es útil para combatir el acné, pero debe aplicarse por la noche, y evitar la exposición al sol.

9. El maquillaje empeora el acné. Depende del tipo de productos que se utilicen. Algunos maquillajes son demasiado oleosos y compactos, por lo que tapan los poros y provocan más erupciones.

Otros, por el contrario, contienen sustancias que combaten el acné como el ácido salicílico y el peróxido de benzoilo. Antes de comprarlos, conviene preguntar a una dermatóloga o cosmetóloga.

10. Los productos tópicos no sirven, hay que tomar medicación. Esto depende siempre de la edad de la persona y del tipo de acné. Si es superficial (hay comedones, granos y ampollas de pus, pero sin abscesos), se puede aplicar sobre la piel antibióticos como la eritromicina, junto con el ácido retinoico.

A veces se combinan con antibióticos orales. Cuando el acné es profundo, se usan antibióticos orales o fármacos como la isotretinoína, que es efectiva, pero tiene varios efectos colaterales.

De todos modos, el enfoque actual es hacer tratamientos combinados, cuidar la dieta, eliminar el cigarrillo y hacer ejercicio.

La psicoterapia también ayuda, dado que afecta a las personas en una etapa –la adolescencia– en la que las inseguridades y la timidez se ven agravadas por el aspecto visible de la enfermedad.

Además de la medicación y las lociones o cremas, existen tratamientos de pulido de la piel que ayudan a mejorar su aspecto.

El otoño y el invierno son los momentos ideales para realizarlos, ya que requieren varias sesiones. Uno es la microexfoliación estética con cristales de diamante. Produce una exfoliación muy suave que reduce el acné, suaviza las cicatrices superficiales y homogeiniza el aspecto de la piel. También extrae, por acción del vacío, los puntos blancos y negros.

Otro de los tratamientos es el "lumifacial", que además de ser anti-age trata otras patologías de la piel como el acné y melasma. Utiliza una luz de baja frecuencia, y no tiene contraindicaciones respecto del sol.

No hay comentarios:

Sigueme en tu Email